Fue violado por su padre cuando niño. Ahora, condenado a 28 años, 21 mil personas piden su libertad.

Los 293.501 habitantes de Anchorage, la ciudad más grande de Alaska, en Estados Unidos, están divididos por el caso de Jason Vukovich. A este hombre, de 45 años, le fue ratificada hace un par de meses su condena a 28 años de cárcel por los delitos de intento de asalto y robo en primer grado. Sin embargo, su historial judicial tiene un llamativo componente que los crímenes tipificados no expresan de forma muy clara. En la fecha de esos delitos, junio de 2016, Vukovich agredió a tres violadores de menores, ya condenados, a golpes con sus manos y con un martillo mientras intentaba robarlos en sus domicilios. Por su ‘modus operandi’, las autoridades policiales se alertaron. Por el perfil de sus víctimas, miles de ciudadanos le expresaron su apoyo incondicional.

Sobre todo, porque según ha manifestado, fue víctima de continuos abusos sexuales de su padre hasta los 13 años. Una espiral de violencia que, para 21 mil personas que han firmado su petición de libertad en Internet, podría ser ‘suficiente motivo’ para reducir la condena.

About Author

laopcio

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat